Archivo de la etiqueta: escolarización

Qué Debe Hacer La Iglesia, Marcos Moraes.

Marcos Moraes 2Marcos sugiere de qué manera la Iglesia debería apoyar y cooperar con padres que se sienten convencidos de emprender la enseñanza en casa. San Martín, provincia de Buenos Aires, Octubre 2012.

 

La Escuela y Nuestro Propósito, Daniel Divano.

aulaNuestra responsabilidad como padres nos obliga a analizar qué cosas vienen impuestas por la sociedad que no cooperan, sino que obstruyen el alcanzar nuestra meta. Debemos dejar de seguir los dictados sociales como si fuesen mandatos ineludibles, retomando nuestra total resposabilidad de padres. San Martín, Provincia de Buenos Aires, Octrubre 2012

Testimonio de Enseñanza en Casa, Danny Baker

FELIzA continuación del mensaje de Marcos “La Enseñanza en Casa”, Danny da una breve reseña del viaje que junto con Silvia, su esposa, emprendieron hace más de 20 años atrás, enseñando a sus 5 hijos en casa. San Martín, Provincia de Buenos Aires, Octubre 2012.

La Enseñanza en Casa, Marcos Moraes.

Pupitre CampoMarcos presenta un tema cada vez más instalado en la sociedad, de sumo interés: El movimiento de la enseñanza escolar en los hogares. Aquí nos relata la experiencia de un número grande de familias, que útlimamente comenzaron a cuestionarse la utilidad de la escolarización y sus supuestos beneficios, en el contexto de la sociedad de Salvador, Bahía, Brasil. San Martín, Provincia de Buenos Aires, Octubre de 2012.

La Mujer y Sus Hijos, Daniel Divano

FELIz“El hijo consentido avergonzará a su madre” dice Proverbios, pues la mujer, tradicionalmente, era la responsable del carácter y la enseñanza a sus hijos. Según era el comportamiento y fruto de los hijos, ella era alabada o avergonzada frente a otros. Hoy la mujer ha tercerizado su rol, y precisa volver a asumir de todo corazón su misión de madre. Duración 6 Min

Volviendo Nuestros Corazones Hacia Nuestros Hijos, Daniel Baker

familia campoMalaquías indica que el advenimiento del Nuevo Pacto traería una característica destacable: El corazón de los padres se volvería a sus hijos. Los hijos hoy tienen su corazón en otras cosas, y para que ellos se vuelvan a sus padres es necesario que primeramente nosotros nos volvamos a ellos. Daniel hace un breve llamado a entender los roles, en especial el de la mujer, tal como están planteados en las escrituras, colocando la Enseñanza en Casa como una muestra práctica de ese volverse hacia los hijos. Duración 9 Min.

El Testimonio de la Familia Kerr, Cristian y Silvina Kerr.

Pensar en un mundo y hogar sin escuela, es casi inconcebible. ¿Cómo se hace con el trabajo?, ¿Quién da las clases? ¿Cómo es la agenda de un hogar que no manda sus hijos a la la escuela? ¿Qué resultados académicos se obtienen? ¿Qué material de estudio se da? ¿Cuál es el plan de estudio? ¿Qué hacen los chicos todo el día? ¿Cómo se sociabilizan? Estas y muchas otras preguntas son respondidas con mucha claridad por un matrimonio que tiene 8 años de experiencia criando y educando en casa a sus 4 hijos, y que han realizado múltiples entrevistas en diarios y televisión. Imperdible. Duración 35 min.

El Currículum De Dios, Daniel Baker

daniel_bakerTodos parecen tener ideas para nuestros hijos, y nosotros parecemos resignarnos a las decisiones que algunos desconocidos han tomado sin preguntarnos. Tampoco nosotros nos preguntamos adónde guiarán a nuestros hijos porque estamos demasiado inmersos en la cultura que nos rodea. Pero Dios nos dejó un mandato claro y preciso; un currículum y metas claras para la crianza de nuestros hijos, que, honestamente, hemos dejado en tercer plano. Si no cambiamos nuestra rutina no cambiará nuestro fruto, y Dios no tendrá en nuestros hijos lo que se propuso al crearlo. Duración 35 min.

El Tren Bala, Daniel Baker

Todas las mañanas de Lunes a Viernes, desde los meses de Marzo a Noviembre de cada año, desde que un niño cumple seis años (aunque ahora comienzan con unos pocos meses de vida), durante sus mejores 12 años, hasta que el niño se ha vuelto un joven de 18 años, por casa pasa un tren que viene a llevarse a nuestros hijos. No conocemos quién lo maneja, ni quienes van en él. Sólo sabemos que el 98% de los ocupantes de ese tren son niños de entre 6 y 12 años, o jóvenes de entre 13 y 18 años, según sea la edad de nuestros hijos. Tampoco sabemos adónde va, porque hemos confiado ciegamente en sus desconocidos conductores. Ellos tienen un destino para nuestros hijos, el cual no ha sido negociado con nosotros.

Descargar