Los Imparables, Jorge Himitián

50 días después de la resurrección de Cristo, un domingo a las 9 de la mañana sonó un estruendo que marcó la largada de una carrera cuyos corredores aun siguen corriendo, sin poder parar. Se trata de una carrera de postas en la que una generación va pasando la antorcha a la siguiente. Desde entonces la carrera no se ha detenido, pasando por altibajos, y ha llegado a nuestros días, y así seguirá hasta que todos los enemigos de Cristo sean puestos por estrado de sus pies. Jorge Himitián, retiro de pastores y líderes de las comunidades del centro oeste argentino, San Luis, 20/8/18.

Descargar