¿Dios Permite El Recasamiento?, Danny Baker

Las Escrituras prohíben que alguien casado o divorciado vuelva a casarse mientras su cónyuge viva. Cristo no permite que alguien se case con una persona divorciada, ni tampoco que alguien que se ha separado, vuelva a contraer matrimonio. Cristo nos enseña que el matrimoio solo puede ser separado por la muerte con estas palabras: “lo que Dios unió, ningún hombre lo separe”. Mensaje en dos partes dado en un retiro de familias en la ciudad de Mendoza el 16/8/2014.

Primera Parte:

Descargar

Segunda Parte:

Descargar